OTRA HUELGA EDUCATIVA… Y UN CONSEJO PARA LOS SINDICATOS

Tiziano Tizona
Los compañeros de Cataluña encaran su segunda jornada de huelga el próximo día 15 convocados por la CGT y ASPEPC. Razones: las de siempre, pero la administración no nos hace ni puñetero caso. Mientras los casos en los colegios suben, suben y suben, ellos siguen sobreexponiendo al contagio a la comunidad educativa por sus santos bemoles. Las peticiones de los citados sindicatos se resumen en: ratio de entre 10 a 15 en infantil en primaria; 20 en secundaria; contratación de docentes para hacerse cargo de los grupos y enfermería escolar (nada nuevo bajo el sol).
En mi opinión, vaya por delante mi agradecimiento a los sindicatos convocantes y a los docentes que la vayan a seguir, es que eso ya no nos vale. Pondrán unos servicios mínimos que la hagan irrelevante (a ellos solo les interesa que guardemos los críos, que de enseñarles ya se ocupará youtube), se tapará la noticia en los medios vergonzosamente subvencionados, se esconderán contagios a base de reducción de pruebas realizadas…y, a partir de ahí, cualquier villanía que se les ocurra, que para eso sí son imaginativos.
Creo que, por todo ello, a estas alturas solo cabe la vía judicial y también creo que no hay mejores plataformas para hacerlo que las sindicales. No somos una especie infrahumana para que nos hagan meternos en un recinto cerrado con 20, 25, 30…personas durante 5 o 6 horas diarias cuando el resto de ciudadanos mantienen un techo de 6 (o de 10) en ese tipo de espacios. Necesitamos esa bajada de ratio. No es justo que me tenga que gastar yo la pasta para asegurarme que no contagio o de proveerme de equipos de protección cuando acudo a mi labor (cuando la ley de seguridad laboral obliga a que lo haga la empresa); no es digno del siglo XXI que la única defensa propuesta ante una pandemia (y gratis, ahí está la madre del cordero) sea lavarse las manos y abrir las ventanas cuando hay medios económicos para asegurar distancias y espacios.
Sres sindicatos, inunden los juzgados con denuncias que puede que así tengamos algo de visibilidad y, ojalá, nos ahorremos algún contagio nosotros, los alumnos y las familias de todos.
Cicerón: «Humano es errar, pero solo los estúpidos perseveran en el error».

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *