Las conjunciones son palabras invariables; es decir, que no cambian su forma (y, pero, o…) y se utilizan para unir:

 Palabras:   «Mamá y papá«.

Grupos sintácticos: » La mamá y el papá«.

Oraciones: «La mamá escribe una carta y el papá lee el periódico«.

Como ya hemos visto, las conjunciones se clasifican en dos tipos: coordinantes y subordinantes.

En la anterior entrada vimos las conjunciones coordinantes así que ahora le echaremos un vistazo a las conjunciones subordinantes.

Las Conjunciones subordinantes relacionan elementos entre los que existe una jerarquía, es decir, que uno de ellos depende del otro:

«No iré al cine porque no tengo dinero»

Las conjunciones subordinantes se clasifican, según su significado, en 8 tipos:

  • Completivas
  • Condicionales
  • Causales
  • Concesivas
  • Temporales
  • Comparativas
  • Consecutivas 
  • Ilativas

Completivas: son aquellas conjunciones (que, si…) que tienen la función de introducir una oración subordinada sustantiva, es decir, aquellas oraciones subordinadas que desempeñan funciones sintácticas propias de un sustantivo (por ejemplo, ser el sujeto, complemento directo, atributo, etc. de una oración).

Condicionales: son aquellas conjunciones (como, si…)que introducen oraciones que expresan una condición que debe darse para que suceda algo.

Causales: ( porque, como…) expresan la relación causal que existe entre la oración principal (resultado) y la oración subordinada (causa).

Concesivas: son aquellas conjunciones (aunque) que nos informan de que una acción se realiza a pesar de un obstáculo que se opone.

Temporales: (mientras…) introducen oraciones subordinadas que indican el tiempo en el que sucede la acción de la oración principal.

Comparativas: (que, como…) son nexos que se utilizan para comparar dos enunciados entre sí y suelen ir acompañados de términos comparativos previos que indican el grado de esa comparación (másque, tantocomo, etc.)

Consecutivas e Ilativas: (que, conque, luego…) introducen una oración en la que se muestra la consecuencia de lo expresado en otra.

La diferencia entre ambas es que en las ilativas no hay «certeza» de que tenga lugar o se realice la consecuencia anunciada mientras que en las consecutivas, la certeza es absoluta. Además, en las ilativas puede quitarse el nexo sin mayor perjuicio comunicativo, mientras que en las consecutivas no.

 

Eso es todo por ahora. En la próxima entrada practicaremos un poco con las conjunciones.

Hasta entonces.

 

MÁS GRAMÁTICA:

LOS ENUNCIADOS

CATEGORÍAS GRAMATICALES

LOS SUSTANTIVOS

LOS SUSTANTIVOS: GÉNERO

LOS SUSTANTIVOS: NÚMERO

LOS SUSTANTIVOS: EJERCICIOS

LOS ADJETIVOS (Y SU GÉNERO Y NÚMERO)

LOS ADJETIVOS: CLASES

LOS ADJETIVOS: GRADOS DE LOS CALIFICATIVOS

LOS ADJETIVOS: EJERCICIOS

LOS DETERMINANTES

LOS DETERMINANTES: EJERCICIOS

LOS PRONOMBRES

LOS PRONOMBRES POSESIVOS: EJERCICIOS

LOS PRONOMBRES DEMOSTRATIVOS: EJERCICIOS

LOS PRONOMBRES CUANTIFICADORES: EJERCICIOS

LOS PRONOMBRES INTERROGATIVOS Y EXCLAMATIVOS: EJERCICIOS

LOS PRONOMBRES PERSONALES: EJERCICIOS

LOS PRONOMBRES RELATIVOS: EJERCICIOS

LOS VERBOS

LOS VERBOS: EJERCICIOS

LOS ADVERBIOS

LOS ADVERBIOS: EJERCICIOS

LAS PREPOSICIONES

LAS PREPOSICIONES: EJERCICIOS

LAS CONJUNCIONES COORDINANTES

LAS CONJUNCIONES: EJERCICIOS

LAS INTERJECCIONES

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *