UN POQUITO MÁS…UN POQUITO MÁS

Tiziano Tizona
Hoy he visto en las noticias que se ha celebrado un concierto de zarzuelas en una estación de metro ucraniana mientras un monstruoso conflicto bélico azota esos territorios. Me ha hecho pensar en la entrevista a un celebérrimo escritor y reportero de guerra que contaba como los libros que llevaba en su mochila le libraron de salir majareta, dado las cosas que tenía que ver y contar a diario. La niña que escribió un diario escondida en un agujero mientras esperaba ser aniquilada por la guadaña nazi…Y es que el arte y la cultura son asideros a los que agarrarse cuando las cosas andan torcidas. Hoy, al culto, se le tacha clasista e intentar trasladar ese gusto por la cultura tiene muy mala prensa. Nuestros propios dirigentes proclaman que es mejor “saber hacer» que “saber». La escuela ha de formar gente cultivada en las artes, las ciencias y las humanidades, y ni debe avergonzarse de ello ni debe pedir perdón. Sobre todo en los sectores menos favorecidas por situación económica o social. No tenemos derecho a negarlo o a no intentarlo precisamente en favor de esa “felicidad” tan cacareada y tan encarada, realmente, a la “felicidad consumista o bobalicona». Oigan, las abejas, las hormigas y los castores saben hacer cosas; probablemente incluso sean felices…pero los humanos debiéramos buscar un poquito más, llegar un poquito más lejos, aspirar a algo más profundo, carajo ya. Abro paraguas que se avecina tormenta.

Print Friendly, PDF & Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *