LA CONCERTADA Y SU COSTE (¿QUIÉN LE PONE EL CASCABEL AL GATO?)

Según la organización más representativa de la patronal concertada, «Escuelas Católicas»,  al Estado le cuesta el doble un alumno en un centro público que en un concertado. Con lo cual, la Administración se ahorra un montante de 3.600 millones de euros gracias a este tipo de educación.
Los de «ACADE» (Asociación de Centros Autónomos de Enseñanza Privada) van más lejos y cifran en 5.736 los millones ahorrados al Estado.
Evidentemente, uno de los dos (o los dos) se han equivocado en los cálculos. Menester sería un estudio por parte de la administración pública que aclare, de una vez por todas, este tema en el que el baile de cifras y las suposiciones en uno u otro sentido son tan cíclicamente recurrentes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *