CELAÁ, TEMBLANDO ESTOY

Isabel Celaá ha concedido una entrevista hoy lunes a Radio Nacional. En la misma, la ministra de Educación y Formación Profesional ha firmado toda una declaración de intenciones para el curso que viene:

  1. Espera que exista una vacuna contra el coronavirus «en meses», por lo que las medidas excepcionales para el próximo curso escolar son temporales: «Esto es coyuntural. Yo no creo que vayamos a terminar el curso 2020-2021 en esta situación»… «Estamos dictando normas absolutamente coyunturales, temporales, porque esperamos contar con un tratamiento o vacuna en meses, y entonces restableceremos la normalidad»… Y me pregunto yo: ¿qué normalidad será esa, la antigua o la nueva?
  2. Recuerda que, de momento, la única medida sanitaria obligatoria para la ‘vuelta al cole’ en septiembre será mantener una separación de metro y medio entre estudiantes, aunque sigue apostando por eximir de esta distancia social a las clases de Educación Infantil y a los primeros cursos de Primaria, para crear lo que denomina «grupos estables de convivencia».  En estos grupos, los escolares no tendrían que mantener la distancia que previene de contagios y, según la recomendación del Gobierno, las clases no deberían superar los 20 alumnos… Y me digo yo: con todos los cambios en este sentido que se han producido en cuestión de días, ¿lo del metro y medio y los 20 alumnos se mantendrá en septiembre o habremos pasado ya a los abrazos, pero pocos, y a los 25 en clase, y quien dice 25 dice 30?
  3. Sugiere utilizar otros espacios de los centros educativos cuando las aulas no sean suficiente para acoger a todos los estudiantes en grupos reducidos: «Podemos arreglarnos con los espacios que tenemos, y hemos de pensar también que en los patios españoles hay un patio bajo cubierta generalmente. Los países nórdicos están utilizando los espacios al aire libre. Si ellos lo utilizan con un clima más frío, nosotros los podríamos utilizar en los meses que pueda haber buen tiempo»… Y me cuestiono yo: ¿en serio esto es lo máximo y «más mejor» que se puede hacer? ¿En serio?

… Y concluyo yo: temblando estoy, y eso que ahora no hace frío ni estoy en el patio.

Print Friendly, PDF & Email

1 pensamiento sobre “CELAÁ, TEMBLANDO ESTOY

  1. Pues creo que sí, que a dos meses vista del comienzo de las clases, lo mejor que se puede hacer es bajar la ratio y aprovechar otros espacios, incluso municipales, para dar clases. Esto no significa poner mesas y sillas en el patio o el gimnasio, significa aprovechar esos espacios para un aprendizaje más vivencial. Me gustaría saber qué propones porque yo no veo otra solución con tan poco tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *