PRESENCIALIDAD SÍ, PERO EN CONDICIONES

Ayer martes, 4 de enero, se acordó la vuelta presencial a las aulas el próximo día 10; apoyando tal decisión en que dicha presencialidad ha sido un éxito en todos los niveles educativos hasta la fecha y destacando que las aulas han sido durante toda la pandemia lugares seguros donde se han mantenido de forma óptima las medidas de control.

“Que hayamos mantenido la presencialidad en todas las etapas educativas es un éxito de país”, remarcaba la ministra de Sanidad, Carolina Darias.

Por su parte, la ministra de Educación, Pilar Alegría, declaraba que “a pesar de la situación epidemiológica provocada por la variante Ómicron del coronavirus y de la lógica preocupación que suscita, la vuelta a clase en la fecha prevista y con cumplimiento riguroso de los protocolos de prevención ya conocidos (tanto dentro como fuera de las aulas) es la mejor opción para los escolares, para las familias y para el conjunto de la comunidad educativa”.

En cuanto a las universidades, desde su Ministerio también se subrayaba la necesidad de mantener la presencialidad en la vuelta a las clases en este inicio de año.

Todos se pusieron de acuerdo.

Sin embargo, aun coincidiendo con que la presencialidad es lo deseable, no son pocas las voces de la comunidad educativa que levantan la voz para poner un pero a tan idílico acuerdo.

Desde distintos sindicatos como CCOO, UGT, CSIF o STES se echa de menos que no se tomen decisiones concretas para mejorar la situación de los centros educativos o aquellas medidas que funcionaron bien en el pasado curso (bajada de ratios, refuerzo de las plantillas docentes, purificadores de aire, etc.), así como que no se tenga en cuenta la previsión de las bajas que puedan darse entre el personal docente y su adecuada sustitución.

Asímismo, desde muchas otras asociaciones, incluidas de familias y estudiantes, se pìden los recursos materiales y humanos necesarios para poder materializar una vuelta segura a las aulas y se recuerda la importancia de cumplir las medidas anti-COVID, que tras casi dos años de pandemia, se olvidan.

Nos sumamos a tales peticiones.

Presencialidad sí, pero en condiciones.

Print Friendly, PDF & Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *