ESCUCHEN USTEDES A ESTA ASOCIACIÓN DE DOCENTES POR LA PÚBLICA

Fuente: Muro de Facebook de la asociación.
Tras más de dos meses de teledocencia, las y los docentes esperamos con ilusión poder volver cuanto antes a las aulas, donde nuestra labor docente puede realizarse en las mejores condiciones. La teledocencia ha supuesto una sobrecarga laboral que hemos asumido por lo extraordinario de la situación, pero aún así esta vuelta a las aulas no puede realizarse de manera precipitada y sin garantías.

Desde la Asociación de Docentes por la Educación Pública en Madrid, dada la posibilidad de que se retomen las clases presenciales, exigimos que se dé por finalizado el curso 2019/2020 en la modalidad presencial ante la falta de medidas de seguridad y de personal.

Asimismo, planteamos una serie de mínimos relacionados con la seguridad en el desempeño de nuestra labor docente de cara al curso 2020/2021:

1. Los centros y el personal educativo pondrá en marcha las medidas de prevención sanitarias, pero la toma de decisión sobre medidas sanitarias a tomar e impartir instrucciones sanitarias al alumnado no puede recaer sobre los centros y personal educativo mientras carezcan de la formación y recursos necesarios para ello.

2. El personal docente no se responsabilizará del uso correcto de las medidas de protección individual del alumnado, exigiendo, además, instrucciones explícitas en el caso de que el alumnado no siga dichas medidas.

3. En todo momento en el aula y en el centro educativo se tiene que mantener la distancia de 2 metros, independientemente de que se tomen otro tipo de medidas sanitarias como puede ser el uso de mascarillas.

4. Se debe dotar a las y los docentes de ayudas económicas o de medios para el teletrabajo así como proporcionarles una formación adecuada para el uso de plataformas y metodologías de educación a distancia.

5. El alumnado con necesidades asociadas a la educación telemática deberá recibir de la Administración los medios materiales necesarios (dispositivos, conectividad) para compensar las desigualdades en su educación. El derecho al acceso a la educación debe ser garantizado por la Administración, no por los docentes.

6. Debido a las características intrínsecas del alumnado con necesidades específicas de apoyo educativo, tendrá que ser prioritaria su atención con todos los recursos materiales y humanos que se requieran.

7. Todas las medidas y equipos de protección individual deben ser aportadas por la Administración.

8. La Administración debe proveer de apoyo psicológico a las y los docentes ante el estrés que supone esta nueva situación y que repercute tanto en su salud mental como en la calidad del proceso enseñanza-aprendizaje.

9. Las medidas que se tomen frente al Coronavirus no deben aumentar en ningún caso la actual carga lectiva y no lectiva, presencial o telemática de las y los docentes.

10. Las bajas de las y los docentes deben ser cubiertas de manera inmediata, aún cuando la educación sea únicamente telemática.

11. Puesto que está previsto que un porcentaje significativo del personal cause baja por ser trabajadoras/es especialmente sensibles, se debe establecer un protocolo previo al inicio de curso para que dichas bajas sean sustituidas con antelación al inicio del curso para poder contar con una plantilla estable y al completo desde el primer día.

12. El alumnado deberá estar supervisado en todo momento por un docente para asegurar que se cumplen las medidas sanitarias.

13. Se reducirán al máximo el número de espacios (eliminando por ejemplo las aulas materia) y desplazamientos dentro del centro. Aquellos desplazamientos que sean estrictamente necesarios deberán realizarse por itinerarios previamente establecidos y manteniendo, en todo momento, una distancia de seguridad de dos metros.

14. En aquellas actividades en la que haya un número elevado de alumnas/os como pueden ser los recreos o el comedor deben establecerse aquellas medidas que garanticen el distanciamiento social.

15. Los espacios y los materiales (materiales de E.F., ordenadores, material fungible, instrumentos del aula de música, herramientas del taller, juguetes de infantil, etc.) deben ser desinfectados tras cada uso y esa desinfección no la realizará en ningún caso el personal docente, sino el personal de limpieza.

16. En el caso de las pruebas y ejercicios escritos, nunca deberán abandonar el centro educativo y serán manipulados y corregidos una vez transcurran veinticuatro horas tras su entrega.

17. Además de lo anteriormente expuesto, la Administración debe elaborar plan de acción específico que atienda a las particularidades de cada nivel: infantil, primaria, secundaria, FP, EE.OO.II., conservatorios de música y danza, etc.

18. Por todo ello, debe establecerse una partida económica específica para el curso 2020/2021 que cubra tanto las necesidades materiales como de personal docente.

Todas estas medidas buscan la seguridad tanto de docentes y trabajadoras/es de los centros como del alumnado, y por extensión, de sus familias y de la sociedad en general, al tiempo que pretende garantizar una educación pública de calidad y accesible a todas y a todos.

En Madrid, a 28 de mayo de 2020.

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *