¿QUÉ TIENEN EN CONTRA DEL «ABE»?

Tiziano Tizona
Tiempos moviditos de pedagogías, didácticas, proyectos…discusiones por acá y acullá entre profesores. Mezcolanza interpretativa de una ley que promueve eso, la algarabía discursiva para tapar la falta de recursos y, lo poco que hay, lo mal que lo gestionan. Yo hoy en día el método que más resultado me ha dado (sobre todo en los alumnos mayores) no es nada glamuroso, ni siquiera tiene nombre en inglés, pero a mí me resulta altamente efectivo: empiezo a hablar de un tema, ellos con los libros cerrados, preguntan, pregunto, responden, respondo; ejemplifico, ellos buscan ejemplos; me voy por los cerros de Úbeda, se van ellos, regresamos todos; acaba la clase y nos marchamos. Al día siguiente se acuerdan de casi todo. Medios utilizados: cero; coste: cero. Satisfacción (de ellos y propia): sobresaliente.
No sé, igual resulta que hay que crear las condiciones y no pisotear tan alegremente la llamada “clase magistral “; la que, a partir de ahora, voy a denominar «ABE» (Aprendizaje Basado en Escuchar).

Print Friendly, PDF & Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *