LOS «PAPÁS» YA PUEDEN DISFRUTAR DEL NUEVO PERMISO DE PATERNIDAD

Desde el pasado 1 de abril ya es efectivo el nuevo permiso de paternidad, que trae una serie de cambios.

A saber:

– Los NACIMIENTOS producidos a partir del 1 de abril de 2019, darán derecho a que el progenitor distinto de la madre biológica disfrute de un permiso de 8 semanas, de las que las 2 primeras deben disfrutarse de forma ininterrumpida e inmediatamente tras el parto. La madre podrá continuar cediendo hasta un máximo de 4 semanas.

– Los NACIMIENTOS producidos a partir del 1 de enero de 2020, darán derecho a que el progenitor distinto de la madre biológica disfrute de un permiso de 12 semanas, de las que las 4 primeras deben disfrutarse de forma ininterrumpida e inmediatamente tras el parto. La madre podrá continuar cediendo hasta un máximo de 2 semanas.

– La ADOPCIÓN, guarda o acogimiento, a partir del 1 de abril de 2019, concede a cada progenitor una suspensión de 6 semanas, de disfrute obligatorio y a tiempo completo después de la resolución judicial o administrativa. Además, dispondrán en común de 12 semanas de disfrute voluntario, de las que cada progenitor puede disfrutar individualmente un máximo de 10 semanas.

– La ADOPCIÓN, guarda o acogimiento, a partir del 1 de enero de 2020, permitirá que cada progenitor siga disfrutando de un periodo de suspensión de 6 semanas, de disfrute obligatorio y a tiempo completo tras la resolución judicial o administrativa, pero dispondrán en común de un total de 16 semanas de disfrute voluntario, de las que cada progenitor podrá utilizar individualmente un máximo de 10 semanas.

Además:

– Se equiparará la duración de la suspensión del contrato de ambos progenitores, a partir del 1 de enero de 2021, a 16 semanas.

– En ambos casos, las 6 semanas inmediatamente posteriores al parto son de disfrute obligatorio, ininterrumpido y a tiempo completo.

– El resto del descanso podrá disfrutarse, a tiempo completo o parcial, entre la finalización de las semanas obligatorias y el cumplimiento de los 12 meses de edad del hijo pero, en todo caso, habrá de disfrutarse por períodos semanales, de forma acumulada o interrumpida, comunicándose a la empresa, con una antelación mínima de 15 días.

– Es un derecho individual de cada progenitor, por lo que no es posible transferir su disfrute al otro progenitor.

– Si se optase por un disfrute interrumpido, el abono de la prestación de cada período se producirá cuando se agote el disfrute total de los mismos.

– Se puede seguir adelantando el disfrute de un máximo de 4 semanas anteriores al parto o a la resolución judicial en caso de adopción internacional.

– La duración del permiso también continúa ampliándose en los casos de parto prematuro con falta de peso o cuando el neonato necesite hospitalización tras el parto por más de 7 días (se amplía en tantos días como dure la hospitalización del neonato, con un máximo de 13 semanas), discapacidad del menor (1 semana más a cada progenitor) y nacimiento, adopción, guarda con fines de adopción o acogimiento múltiple (1 semana más para cada progenitor).

– La total equiparación en la duración del permiso para ambos progenitores, conlleva la eliminación del permiso retribuido por nacimiento, previsto para el trabajador en el Estatuto de los Trabajadores.

 

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *