«RUBIO» ENCARA LA ORTOGRAFÍA

Tiziano Tizona
De pequeño, yo que he sido mucho más perro que un baldosín, me bebía página tras página, problema tras problema, operación tras operación de sus cuadernillos.
No me importa hacer publicidad sin trincar un euro de «Rubio» puesto que las cosas bien hechas hay que celebrarlas con o sin parné de por medio. Ahora seguro que hay similares y, por qué no, superiores. También es cierto que no los conozco.
El tema va porque la susodicha empresa se ha dado cuenta del problemón que tenemos en esta España cainita con la ortografía (a los empresarios les podemos tildar de cualquier cosa menos de tontorrones;son verdaderos zahoríes de euros) y han sacado (o quizá van a sacar) cuadernillos de ortografía que, como sean siquiera parecidos a los de matemáticas, en mi humilde opinión debieran ser tomados en cuenta a la hora de planear los materiales escolares (o de apoyo). Queda dicho… y sin vender, ni cobrar, una escoba.

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *