OTRA VEZ NOS DEJAN A LOS PIES DE LOS CABALLOS

Tiziano Tizona
Ahora resulta que la culpa de que se quedan 100.000 empleos sin cubrir y de la falta de vocaciones en las carreras STEM (Ciencias, Tecnologías, Ingenierías y Matemáticas) la tienen, mayormente, los profesores que no dan la suficiente información-motivación, no tienen formación y carecen de aptitudes.
Tales barrabasadas salieron a colación en la presentación del documento «El desafío de las vocaciones STEM» por parte de la ministra de la cosa, Celaá, que presentó las conclusiones de la consultoría «Ernst & Young».
Dan ganas de mandar a unos y a otros al carajo infinitesimal por cargar a los docentes, de nuevo, con la culpa de todo lo que pasa en este planeta cuando ellos no han tenido los redaños de apañar una ley educativa desde los tiempos de Viriato. Pero no lo voy a hacer, nobleza obliga.
¿Quiénes enseñaron a los genios de las STEM de hoy en día?, ¿quién enseñó a Celaá?, ¿quién a los pájaros (ojo a quién les paga) de Ernst & Young?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *