NO DESVIRTUEMOS EL BULLYING

Tiziano Tizona
Desvirtuar el tema del bullying puede ser contraproducente. La situación de acoso implica una agresión (física, verbal, o de cualquier otro tipo) por parte de uno (generalmente más) individuo con clara posición de superioridad (normalmente física), que además debe se ser continua a lo largo de un periodo de tiempo determinado. Los hechos puntuales, desgraciadamente muy comunes en las escuelas (pero también en los parques, en las academias y en los equipos deportivos, y donde se juntan más de dos) no son constitutivos de bullying. A analizar el tema de los wasap y demás artilugios diabólicos (que creo que hay en día son los más dañinos en el tema del acoso), supongo que los padres tendrán algo más que ver que los colegios, digo yo…aunque aquí estamos para ayudar, faltaría más. Puede que una solución sea tan simple cumplir con el tema de la edad recomendable para que los menores participen en las redes sociales. Y controlarle los móviles a los nenes, como mínimo. O  simplemente, no darle opción; porque que me expliquen a mí para qué diablos quiere, o necesita, un niño de 9, 10, 11… el maldito celular.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *