MARZÁ AFLOJA

Tiziano Tizona
Marzá parece que afloja la cadera a lo caribeño: por un lado prescinde de la evaluación externa de inspección para convertir en funcionarios a los docentes en prácticas (lo que tiene a los inspectores más cabreados que una mona) y, por otro, relaja la exigencia de valenciano para los que aspiran a sacar plaza vía oposición docente: se pasa de tener que presentar el Certificado de Capacitación o el Diploma de Mestre a que el requisito sea un C-1.
¿Qué le pasa a nuestro Vicent?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *