TENGO LA SOLUCIÓN PARA LA NUEVA LEY EDUCATIVA

Tiziano Tizona

Narbis ha sacado al mercado unas gafas que se oscurecen cuando unos sensores situados en las patillas notan, por la actividad cerebral, que nos estamos distrayendo, que rebajamos el nivel de concentración.

Mi propuesta popular de esta minoría absoluta de yo mismo es que los nuevos componentes del futuro gobierno (si es que lo hay) se rasquen el bolsillo (690 dólares la unidad) y se las coloquen a los lumbreras educativos encargados de dar a luz la nueva (si es que la hay) ley educativa; y que le añadan (si es posible) una pequeña descarga eléctrica (no muy agresiva, simplemente que se les carde el pelo… si es que lo hay), los sienten en una mesa y no los levanten hasta que haya una propuesta sensata, consensuada y duradera.

Si no es así, y dado a que está de moda lo vintage, recurriremos al ejemplo celestial: siglos ha que los cónclaves para elegir Papa consistían en encerrar a los cardenales electores, no en la Sixtina con servicio de catering y sábanas nuevas, sino en un corral sin techo y a base de pan y agua. En tres días solucionado, oiga.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *