LO SIENTO, NO DAMOS PARA TANTO

Tiziano Tizona
Cada vez que le ponen un micrófono a un colectivo salen con la misma cantinela: «más horas de… en los colegios». Lo cual refleja la importancia de nuestra labor, aunque nos la reconozcan solamente en casa a la hora de comer (los que tengan la suerte de hacerlo).
En el último mes, a lo largo y ancho de la geografía mediática han demandado la presencia  o aumento curricular de teatro, educación física, música, filosofía, feminismo, conciencia antiterrorista, constitución, educación cívica, robótica, cultura alimentaria, yoga, mindfulness, memoria histórica, cambio climático, emprendimiento, toros, caza, violencia de género, patrimonio histórico… ¿Sigo?
Es un honor que nos consideren capaces de mejorar las competencias de nuestros cachorros en tan nobles campos…pero a lo mejor habría que repartir un poquito la faena o inventar el día de 36 horas.

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *