MAESTRO, ¿NO SABE USTED HACER NADA CON LAS OREJAS?

Tiziano Tizona
No se acuerdan ustedes del chiste ese del médico que tenía que pasar consulta después de una copiosa comida. Entra una anciana y al médico le viene del estómago de vuelta el último gintónic y el hombre erupta; no queda ahí la cosa pues el médico, para paliar situación tan comprometida, cierra la boca y, como consecuencia de tal acción, el gas le sale por los bajos; le entra la risa y con ella un ataque de tos. La anciana se le queda mirando muy seria y le comenta despacito: «Doctor, ¿no sabe usted hacer nada con las orejas?».
Valga el ejemplo de este buen hombre para resumir en un chascarrillo lo que tenemos… y lo que se nos viene.
Hemos tenido que aprender informáticas nivel Sillicon Valley en unos días, y aplicarlas. Vamos a tener que repasar, para a la vez adelantar materia básica. Parece que abren los coles y vamos a hacer de domadores de distancias (pobres compañeras de infantil) porque en algún sitio hay que meter a los nenes, que no puede ir al parque pero sí van a poder meterse en un aula con algunos de sus compañeros. El año que viene vamos a tener probablemente que combinar las clases presenciales con la teledocencia. En algunas comunidades, en primero de Eso, las asignaturas se agruparán en dos grandes ámbitos: el científico y el lingüístico; lo que va a ser suponer que el de historia tenga que dar castellano o el de química tecnología. Ahora saltan con que si un maestro debe controlar dos aulas a la vez, con el riesgo que eso supone para el alumnado y para el propio maestro (pues está claro, si pasa algo, quién va a pagar el pato)… y así un largo etcétera de sandeces en fila y sin guardar distancia de seguridad entre una y otra. Todo ello con la campaña de desprestigio que se nos viene encima,  al tiempo. Pero como somos el colectivo más sumiso, más lamesuelas y menos corporativista del país: a tragar.
Maestro, ¿no sabe usted hacer nada con las orejas?

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *