LA ESCUELA QUE PROPONE CELAÁ YA EXISTÍA HACE MÁS DE DOS MIL AÑOS

Tiziano Tizona
Volveremos a Sócrates y a la mayéutica en un ejercicio de modernidad pedagógica. Nuestra Señá Ministra (me quito el sombrero ante el que inventó el apodo) dice ahora que, como en España hace buen tiempo, hay que aprovecharlo para trasladar las aulas al aire libre. El caso ha sido, es, y será no soltar un duro en medidas a medio y largo plazo (lo de las tabletas y las tarjetas de los móviles no deja de ser una broma). Nuestro clima mediterráneo (penita me dan los de la meseta norte y los de la cornisa cantábrica) nos permite dar clase paseando rodeados de pipiolos, conversando, respondiendo, dialogando… la modernidad educativa pasa por la antigua Grecia. Después de alabar las tics y las tocs, la faena y el esfuerzo que supuso el teletrabajo, de dejarse la pasta en aparatitos… volveremos al Ágora. Sócrates debe de estar descojonándose entre trago y trago de cicuta.
Yo aquí, a mediados de junio, tapado con la mantita.

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *