MARZÁ, PISHITA, A MÍ NO ME SALEN LAS CUENTAS

Tiziano Tizona
A bombo y platillo en las televisiones, en la prensa y en los blogs educativos (incluido este en el que escribo) el anuncio de Pelé y Melé (léase Marzá y Soler, que rima en asonante) la contratación de aproximadamente 4.500 docentes más para el próximo curso escolar. Contando con que el incremento sea tal cual, es decir que a los que acabaron se les van a sumar 4.500 (no vale movimiento de plazas ni cubrir jubilaciones, que eso es trilerismo) y haciendo una división (con decimales, eso sí) poniendo como dividiendo el número de docentes anunciado de más y como divisor el número de centros de la Comunidad Valenciana, me sale a un docente y un pie de otro en cada centro educativo. Contando con que la ratio es de 25, con que los grupos-burbuja-estable-de-la-pradera son de 20 en los primeros cursos y la distancia en aulas de los mayores de 1’5 m (yo tengo 29 alumnos y me caben 18 en el aula), esto es como ponerle tiritas a un tipo cosido a puñaladas: la intención no digo que no sea buena, pero el tipo nos va a palmar desangrado. Todo es que sepan, por alguna razón que desconozco, que nos van a encerrar otra vez y pasen de comprometer sueldos. Siguiendo el sanguinolento ejemplo, le ponemos la tirita a la educación pero vamos buscando funeraria.

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *