YA VERÉIS CUANDO LO VEAN LOS PADRES

Tiziano Tizona
Ayer los espartanos de la tiza españoles nos reincorporamos a nuestros centros con la «ilusión» que diría nuestra ministra, de encontrarnos unas condiciones, si no óptimas, mínimamente adecuadas para realizar nuestra labor docente que, guste o no, es enseñar. Pasó la jornada laboral y las redes empezaron a llenarse de fotos con imágenes de aulas abarrotadas y espacios dignos del cuarto mundo. Nosotros que nos creíamos mundo civilizado y la gente que se preocupaba por los absurdos «Informes PISA» cuando, a las mínimas de cambio, ha salido a flote lo precario de las condiciones y los espacios de nuestro sistema.
Los centros han tenido que adaptarse sin medios a unas condiciones dignas de países punteros. Los que disponen de aulas grandes las han abarrotado siguiendo la norma del metro y medio (en alguna autonomía, metro), han aprovechado la bicoca del eufemismo del «grupo burbuja» para hacinar a grupos de alumnos en pequeños espacios en un principio no pensados para impartir ni recibir enseñanzas y, mayoritariamente, mal ventilados.
Los padres, que solo hayan recibido la información de consejeros y ministra que repiten hasta llegar al cansineo que las aulas van a ser seguras y que hay más riesgo en parques y playas, lo van a flipar in colors. Y llegarán las movidas y las voces, y las denuncias y los pleitos… y la ministra y los consejeros pedirán su café al secretario en su despacho de tropecientos metros mientras le suben un punto al purificador de aire.

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *