LOS POLÍTICOS EMPIEZAN A VERLE LAS OREJITAS AL LOBO EDUCATIVO

Tiziano Tizona
La primera, Ayuso, que nos dice que prácticamente todos los alumnos se van a contagiar, cosa que, aparte de una contundente pero sincera metedura de pata política por muchos matices que añadiese (allá ella), no deja de ser una evidencia matemática. Tan evidencia como que si citas a todos los maestros de Madrid en los mismos centros y el mismo día se colapsarán.
Nuestro Marzá se va a un colegio que parece diseñado por George Lucas (en España debe haber uno, a lo sumo dos ‘Simón dixit’ de esos) a presentar el curso. Dice que es seguro pero a la vez que los colegios van a ser un elemento valioso para la detección de casos (señala que se contagiarán fuera del ámbito escolar, no sé si se han «coscao» los progenitores pero les está llamando cafres e irresponsables) y se queda tan pancho. Mientras, su número dos, Soler, ya se está organizando con la policía municipal de la ciudad de Valencia y su área metropolitana para visitar los domicilios de alumnos, familias y profes que se encierren por el virus en las escuelas para verificar que cumplen con la cuarentena (tan seguro no lo deben ver, las acciones contradicen las declaraciones). Aquí no hay colas en las pruebas porque no nos la van a hacer para que no nos confiemos (como entre un profe asintomático nos vamos a reír… si nos lo permite el respirador).
La tercera es Andalucía, a la que ya tienen hasta las esferas las declaraciones de Imbroda y los suyos, por lo cual DxP (Docentes por la Pública) convoca una huelga indefinida a partir del 15 de septiembre. Ahí la llevan.
La cuarta, son varias las comunidades que han decidido retrasar el curso escolar (se dan cuenta ahora de que puede ser una orgía de transmisiones).
Se trata de hechos, las palabras se las lleva el viento. Empiezan a ver a la perra y no les gusta cómo caza.

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *