MISERABLES, NO NOS VAIS A CALLAR

Tiziano Tizona
Unos días después de la apertura de los centros escolares ya son más de la centena las aulas (o colegios) que han tenido que parar su actividad lectiva presencial. Incluso el aula de la princesa Leonor ha tenido su caso y tendrá que permanecer en casa hasta nueva orden; desconozco el centro pero me jugaría la pierna hasta la altura de la cadera a que en dicho centro se cumplen a rajatabla, por motivos obvios, todos los protocolos de sanidad habidos y por haber (incluidos purificadores de aire); imagínense el resto. Salen nuestros políticos diciendo que no alarmemos (me acuerdo de lo de «dos, a lo sumo tres casos», de » las mascarillas no son recomendables a las personas que no tengan síntomas» y «estas son las recomendaciones del comité de expertos») y me tiembla el párpado hasta la curcusilla. Nos recuerdan que son mucho más los casos en que no hay problemas. Faltaría más, también somos más los que todavía estamos vivos que los que, desgraciadamente, no han podido con la infección. Proyectemos el tema de los colegios a otros ámbitos: ¿Qué ocurriría si en Mercadona, a los 4 días de abrir, se detectaran más de 100 casos (y subiendo) en sus plantillas?, ¿en los ayuntamientos, diputaciones, conserjerías… (esos sí que están cerrados a cal y canto, verdad bribones?; ¿en los cines?… Sigan y saquen sus propias conclusiones. Vuelta a las aulas SÍ, pero de una manera segura. Sigo animando a Celaá, a Marzà (que es el mío), a los gurús educativos (esos que no pisan un aula), a los periodistas lamesuelas, a los expertos gubernamentales (si existen) a venirse este trimestre a mis aulas de 30 y 32 chavales seis horas al día. No nos vamos a callar, por mucho que nos echen a la gente encima, miserables.

«No he de callar por más que con el dedo,
ya tocando la boca o ya la frente,
silencio avises o amenaces miedo.
¿No ha de haber un espíritu valiente?
¿Siempre se ha de sentir lo que se dice?
¿Nunca se ha de decir lo que se siente?»
(don Francisco de Quevedo). 

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *