QUE SEPÁIS QUE OS LO VAMOS A RECORDAR

Tiziano Tizona.

Empezó la Comunidad Valenciana por boca de Miquel Soler, les siguieron los manchegos y remata el Govern Balear.
Lanzan a los mentideros las puyas de castigo a los docentes después de tenerlos todo el verano haciendo protocolos, para los que no están preparados, que han tenido que ir adaptando al ritmo de las ocurrencias administrativas para desembocar en el desastre que todos preveíamos: Las escuelas no podían abrirse (por lo menos de la manera que se ha hecho) con el índice de contagios existente, se lo han advertido por activa (hay compañeros en huelga desde el día 10 en ciertas comunidades perdiendo un pastón al día por la dignidad de la docencia) y por pasiva (léase los huevones de la OMS). Los colegios y aulas se están cerrando de manera exponencial. Ellos siguen con la cantinela de que la escuela (cerrados en aulas abarrotadas) es segura, y que la culpa es de los docentes que almuerzan o que se toman un café en una terraza al acabar la jornada (sin una hora libre para protocolos, correcciones, preparación de clases, tutorías… Etc) porque los refuerzos han llegado con cuentagotas o, simplemente, no han llegado. Ahora sale el Govern diciendo que los maestros deben recortar su vida social; a los mismos que les niegan las PCR si hay contagios en el aula (esa estadística no les conviene) y que día sí y día también les tiemblan las piernas pensando que se llevan el virus a casa porque esta gentuza (incluyo a todos los partidos gobernantes en una u otra comunidad) los ha dejado tirados miserablemente. Intuíamos que las culpas iban a caer en nuestros lomos, pero no de una manera tan rastrera.
Estamos tomando nota, y a poco que nos concienciemos y organicemos os sacamos de vuestros lujosos despachos a fuerza de votos (a unos y otros). Cuidado que alguno de vosotros a lo mejor no le queda más remedio que volver a la tiza… y os vamos a recordar lo que estáis haciendo con nosotros, con nuestros alumnos y con las familias de todos.

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *