UN PASO MÁS HACIA LA NADA

Tiziano Tizona
Un pasito más a la hora de convertir los centros escolares en parkings de niños sin otra función que tenerlos entretenidos y que no se nos maten (hoy en día, además, que no se nos contagien); siendo la actividad académica, no razón y causa principal de su existencia sino algo accesorio, si procediera o procediese. Este curso nos han llegado los chicos con un trimestre en blanco por obra y gracia del desastre de la tan aplaudida y cacareada educación on line; ahora resulta que lo importante es acompañarlos emocionalmente (esta gente no saben que los niños son más duros que el acero de los buques) y que rebajar al máximo criterios y materia a enseñar, no se nos vayan a caer. Sumamos que ya no van a contar (a la espera de lo que digan los boletines regionales pero que, dada su actuación durante el confinamiento, se les ve venir) las asignaturas suspensas para pasar de curso o incluso para titular en ESO o Bachillerato, sustituyendo las calificaciones de las asignaturas por una «visión global» del proceso de aprendizaje del mozalbete en cuestión. ¿A quién han consultado? ¿Cómo vamos a justificar objetivamente que un niño no titula? ¿Del lado de quién se pondrá inspección en caso de conflicto? ¿Desmotivaremos a los niños que se esfuerzan y trabajan para sacar un curso, o un título, si lo ponemos tan baratito? ¿Esto hace mejor a la escuela pública, o realmente está cerrando puertas a las clases más desfavorecidas (los que tienen pasta ‘ellos, sobre todo’ con mandarlos a la privada lo tienen arreglado)? ¿Qué pensamos los docentes, los sindicatos, los padres de esto? ¿Esta es la ley que queremos? ¿Creemos que va a ser la definitiva o cuando lleguen otros volveremos a las andadas?¿Para esto nos estamos jugando el pellejo docentes y familias en estos tiempos?
No todo es el virus… hay muchas maneras de cagarla(con perdón… o sin él, me da lo mismo).

Print Friendly, PDF & Email

1 pensamiento sobre “UN PASO MÁS HACIA LA NADA

  1. Sin dudas son medidas populistas, que pretenden «cuidar» a la clase obediente. Se nivela para abajo , se desvaloriza el trabajo docente, la educación y la posibilidad de aprender de nuestros alumnos que merecen ser cuidados precisamente de lobos populistas. Enseñarles a pensar, a ser críticos de esta realidad y no sumirlos en la comodidad de «pasar», de » aprobar» sin el mínimo esfuerzo.
    Cuidemos a nuestro futuro y no los anulemos con el manto de la pandemia y el virus. Debemos aprender a convivir con él y no enclaustrarnos porque saldrá luego toda una generación «ciegos» como los hombres de la caverna de Platón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *