COMPAÑEROS, ¿Y SI ES ESA LA SOLUCIÓN? (AHORA QUE ESTÁN ENVALENTONADOS)

Tiziano Tizona
Tenemos al colectivo de las batas y las pelucas, no me refiero a las folclóricas sino a los jueces, revolucionado y repartiendo a diestro y siniestro. Lo mismo le da la ex-cúpula del gobierno anterior , las restricciones del gobierno actual en Madrid, el vicemoño antes conocido como vicecoletas… han sacado el mazo y parecen dispuestos a repartir estopa a todo lo que se menea. Bien está que el poder político se compense y equilibre con el judicial, afortunadamente, y contra lo que manifestaba en su día «don Arfonzo» (Guerra), Montesquieu parece que respira.
Puede que haya llegado el momento idóneo ante la los pocos resultados de las huelgas, protestas, escritos… de poner en manos de los señores y señoras de toga, peluca y martillo la situación docente y de nuestro alumnado; a todas luces ciudadanos de segunda: no se permiten reuniones de más de seis personas en muchos sitios, no te atienden en las consultas, terrazas y espacios de ocio y cultura con aforos reducidos y limitados, pruebas en empresas y locales a todo quisqui si hay un contagio, cuarentenas inmediatas … excepto si eres profe o alumno que te comes el aliento de 20, 25, 30… compañeretes durante 5 o 6 horas al día, y si hay algún contagio – y hay muchos. Comparen las cifras oficiales con los centros que conocen a ver si les cuadran o no  las estadísticas- la mejor receta que te dan es que aprietes el trasero y cruces los dedos los pies.
No sé, yo ahí lo dejo, tras mi sorpresa del paso al frente de los togados… ¿Ustedes qué opinan, hay tajo ahí o no?

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *