¿OTRA APUESTA? (VAMOS QUE ESTAMOS ENRACHADOS)

Tiziano Tizona
Vamos con los pronósticos, a ver si somos capaces de mantener el porcentaje de aciertos. Una vez que nuestros políticos han conseguido echar a la espalda de los docentes las responsabilidades derivadas de la dicotomía contagio-pulmonía escurriendo, una vez más, el bulto con los protocolos oficiales de ventilación -ya empiezan los padres a amenazar a los maestros con denuncias si los nenes pasan frío-, no deja de ser curioso cómo han retorcido el método científico (mas bien sus conclusiones) para que varíe en función de si hace más frío o menos, o de si hay posibilidad de más o menos protestas/denuncias de los padres. Me explico: lo que valía para octubre ya no lo hace para enero en el tema de las concentraciones de aire, los medidores de CO2 y los períodos de renovación en espacios cerrados repletitos de gente -comparen los documentos de CSIC de hace unos meses con los actuales de las CCAA-.
Bueno, la apuesta va por aquí: cierran todo, solo se permite ir al trabajo, todo lo que se pueda hacer telemáticamente, se hará, sobre todo en la administración… todo menos los colegios, que será presencial. Pero no lo será por el manoseado concepto, que les servirá de excusa, del «derecho a la educación» -ellos mismos, empezando por la señá ministra, calificaron el último trimestre del curso pasado de «éxito» (o mintieron antes, o lo hacen ahora); además, se han gastado una millonada en aparatitos supuestamente para garantizar ese derecho-, sino porque a los niños no saben dónde meterlos para que los papás/mamás sigan produciendo y, lo que es más importante, no tener que pagar más ERTES puesto que no hay ni un misero chelín en caja.
Ese es el pronóstico, en una semana o dos, veremos si es certero o no. Nos hablarán de vocación, nos dirán valientes… y nos dejarán en la estacada, o a los pies de los caballos, una vez más, a la mínima sospecha de que les salpique alguna mota a sus lustrosos zapatos oficiales.

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *