¿POR QUÉ ESTAMOS TAN AGOTADOS LOS DOCENTES?

Tiziano Tizona
¿No os pasa que estáis ya machacados cualquier martes con las mismas pocas pilas que se suelen presentar allá por los meses de mayo-junio, da igual que sea después de vacaciones de navidad o de cualquier puente disfrutado?
Lo hablo con compañeros de centros de todo pelaje y de distintos lugares de España y parece que no soy yo solo… Puede que, seguro que es eso, sea el tema de la mascarilla y la tensión que uno sufre durante toda la jornada escolar lo que haga mella en mí. Pero lo que más me cabrea, y por tanto me desgasta, es que me tomen por imbécil; cabe la posibilidad de que sea por aquello de que la verdad duele. Y me toman por imbécil las administraciones educativas con los datos de contagios escolares que asoman a la opinión pública que no superan la prueba de la realidad ni en mi centro ni en los de mi entorno. Eso por lo pronto. Por otro lado (previa consulta a los “amiguis» del gremio) también encumbran el podio los equipos directivos (se incluyen departamentos) que tanto se lo curraron durante el verano, y ahora han retomado la moda de priorizar la chorrada en Facebook a la transmisión de conocimientos (sí, he dicho conocimientos) puros y duros lanzando a los profesores a proyectos, que si en una época normal eran ya discutibles, en los tiempos que corren pueden considerarse hasta censurables; sin otro fin que alimentar su pavorrealista egazo. Muchas veces a costa de un tiempo precioso y necesario para adelantar una formación académica (sí, he dicho académica) imprescindible como el respirar para los chavales, porque existe la posibilidad de que los encierren se nuevo si la cosa sigue desarrollándose a estos ritmos. Me toca, también, los hocicos inguinales la inspección, que lejos de entender la situación de estrés que estamos pasando los docentes, nos siguen apretando, como si nada pasase, con su enfermiza adicción al papeleo y a la burocracia, desde sus despachos, puesto que no pisan un centro. Y me toca muchísimo el tema gonadal que sanidad me mande a nenes que han dado positivo cada vez con cuarentenas más cortas sin hacerles pruebas que demuestren que ya no pueden contagiar a los compañeros ni a mí, ergo a sus familias ni a la mía.
A ver si va a ser eso.

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *