SON USTEDES UNOS MISERABLES

Tiziano Tizona
Poco a poco se va destapando, y no tendrán más remedio que reconocerlo los tarugos oficiales (ya lo hicieron con las mascarillas en su día), la infamia que se ha venido produciendo con los planes de contingencia de la señorita Pepis en ámbitos escolares, y la eterna cantinela de que los coles son seguros. Cierto es que el martillo pilón mediático y el ocultamiento de datos (por acción u omisión) ha calado hondo en nuestros prójimos y todavía hay gente que se cree los mensajes de ministroleras y consejetas.
La mayoría de los casos COVID son clasificados como de “origen desconocido”(un 70%, aproximadamente), los últimos estudios yankies nos alertan de que los menores de 15 años son los que más contagian a los adultos en los hogares (obviamos significativamente entonces el tema del botellón y del morreo). Chavalote asintomático, en clase 6 horas al día, 6 horas en un aula que merman la eficacia de lavado de manos, mascarilla y ventolera. No hay pruebas rápidas (a no ser que te rasques el bolsillo), grupos burbuja y contactos estrechos dependen del sentido común (en la inmensa mayoría mucho y bueno) de los padres que, a falta de que lo haga sanidad, los confinan, incluso pese las miserables amenazas por parte de absentismo (se están luciendo toítas las administraciones).
¿Qué diferencia hay entre el supuestamente exitoso primer trimestre y este caótico segundo? Que la gente se ha empezado a hacer pruebas para ver a sus familiares en navidad y ha asomado la patita la cadena de contagios en los hogares. Las empresas han empezado a hacer pruebas para la incorporación de sus trabajadores a sus puestos laborales. Unos y otros han multiplicado el número de PCRs ergo el número de contagiadores (principalmente asintomáticos). Ya se hace muy difícil ocultar las realidades y ya deberían estar pensando en cómo salvamos la presencialidad (o no) con un índice de contagios superior a 1.000 en muchas poblaciones, cuando según las autoridades sanitarias hay que empezar a tomárselo muy en serio a partir de los 50 casos por 100.000 habitantes.
Toque de queda, no baja. Horario de cierre de hostelería (están pagando ellos el pato), no baja. Número de personas en terrazas o reuniones familiares, no baja. Convivientes de uno, dos, tres hogares permitidos o no, no baja. Atención telefónica por parte de las administraciones o por cita previa, no baja. Cerrar tiendas a tal o cual hora, no baja. Se cierran parques e instalaciones deportivas, nanai…(todo ello son medidas ya aplicadas por las autoridades estatales o autonómicas).
Y mientras TODOS recomendando que nos autoenclaustremos porque la culpa es nuestra. ¿De quién si no? Mientras ellos han mantenido el coladero de las fronteras (la cepa británica ya está aquí y esperamos la sudafricana y la brasileña), compran vacunas pero no jeringuillas, ponen la primera dosis sin tener asegurada la segunda…o simplemente se cuelan a ancianos y sanitarios a la hora de ponérsela. Son ustedes miserablérrimos.

Print Friendly, PDF & Email

1 pensamiento sobre “SON USTEDES UNOS MISERABLES

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *