NADA, QUE NO AFLOJAN

Tiziano Tizona
Pues resulta que ni pandemia ni la madre que la parió. El Pantagruel burocrático de administración, inspección y equipos directivos se ha apoderado de nuevo de la educación… Íbamos a salir mejores, el coronaleches nos iba a hacer salir mejores, y de paso confirmar que en lo que hay que hacer hincapié, porque es lo más provechoso para nuestros polluelos, es en bajar al barro del aula y gastar las pocas energías que ya nos quedan partiéndonos el pecho en ellas. Pues no, durante las clases hay que estar de espaldas al alumnado con el aparatito en muchas ocasiones; y fuera de ellas, en vez de prepararse uno las clases y reflexionar en cómo enfocar uno u otro contenido (llámenle competencia si quieren) para que el polluelaje lo meta en la memoria a largo plazo (pues en eso consiste el invento, amigotes), lo debemos emplear en las boludeces de la Santísima Trinidad anteriormente citada.

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *