OTRO EJEMPLO MÁS DE MISERABILIDAD

Tiziano Tizona
Es curioso cómo la realidad se ve de una manera u otra dependiendo de lo cercano que te pase el obús, el clásico ver los toritos desde la barrera. Resulta que para las votaciones de los vecinos catalanes han disfrazado a los de las mesas de astronautas en la nave de Alien, bien hecho, todo mi apoyo. Que la peña se llevado las manos a la cabeza (los que les ha tocado en suerte estar) y muchos han intentado salirse por la tangente (comprensible también). Que los electores han multiplicado el voto por correo por un quítame allá este yuyu (elemental, volgut Watson). Vale, vamos a rascar un poco y a dar por saco. Las elecciones se han celebrado porque las encuestas eran favorables a tal o cual partido, importando un carajo el riesgo que suponían (era mucho más seguro retrasarlas unos meses), la legitimidad de las mismas tenían mucho que ver con el grado de participación; así pues, se anula el confinamiento, la cuarentena y la madre que parió a Paneque si hace falta.
Bueno, pues que sepa la gente que en esos sitios donde lo han recibidos vestidos de caballeros medievales y donde los hacen pasar al aula de uno en uno, sus nenes conviven hasta con 30 zamarros seis horitas al día sin más protección que unas mascarillas (algunas con más solera que el baúl de la Piquer) y un lavado de manos de vez en cuando. Que en esos patios en los cuales os metían 6 o 7 en filita, en los recreos conviven decenas…o cientos. En la Comunidad Valenciana de cada test realizado a la población sale uno positivo, vayan haciendo cuentas.

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *