VUELVEN LOS TIBURONES DE LA EDUCACIÓN

Tiziano Tizona
Ya salen de sus agujeros los que estuvieron tapaditos en el burladero durante los meses duros de la pandemia educativa, los que no dijeron ni pío mientras se derrumbaba el mito “on line» evidenciado en un aprobado general de facto, los que callaron cuando nos hacían dar clase congelados como pingüinos, los que el mutis perfuma el hormigón de sus rostros cuando se complican las cosas.
La reforma anunciada por Celaá es carnaza para los tiburones y han olido la sangre tecnológicas, editoriales (ahí están Santillana y PRISA en cabeza), tecnológicas y fugitivos de la tiza. Atisban otro chiringuito y van calentando muñeca y bolsillo.
Salta César Coll (uno de aquellos de la LOGSE, otra gansada) con que “ Lo importante es no saber mucho, sino saber lo que se sabe y lo que no se sabe. Y, sobre todo, tener herramientas para poder aprender lo que no se sabe cuando se tenga la necesidad de saberlo». En una declaración híbrida entre Sócrates y Antonio Ozores. Me pregunto si los señores y señoras que han sudado la gota gorda para tener vacunas que pueden salvar cientos de miles de vidas (ya lo están haciendo) se han basado en “lo que saben» o en “lo que saben que no saben» para buscar la solución en Google. ¿Para quiénes quieren el conocimiento, para aquellos que puedan pagarse la excelencia en centros de élite? ¿Qué pasa con el hijo del currito, que ha de conformarse con saber lo que no sabe?¿Es esto un intento de aplicar un sistema de castas cultural?
En manos de esta gente volvemos a estar…pero póngame otra de gambas y otra caña fresquita, ingeniero.

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *