LOS «PRINGAOS» Y LA CO-DOCENCIA

Tiziano Tizona
Supongo que el tema de la co-docencia, o docencia compartida, está un poco encarado al cachondeíto del personal, y que más allá de algún caso puntual es, a día de hoy, inabarcable en nuestros centros. Me refiero a que si a duras penas sacamos tiempo para las tareas administrativas, la programación de actividades, la preparación de clases, la atención a padres, la coordinación departamental e interdepartamental y los saraos varios…poco tiempo nos va a quedar para “co-docentar»,fuera de lo anecdótico, con ningún compañero. Para eso hace falta bastante más profesorado, es decir, aumentar los fondos destinados a educación; y no sé si eso lo verán estos ojitos que se tienen que comer los gusanos. Que esté en la misma aula el de historia y el de inglés (por ejemplo) supone que esa hora de clase cuesta justo el doble que una simple, o que sea a costa de las horas no lectivas de alguno de los fulanos (que es por donde me huelo que va a ir el asunto). Otra cosa es intentar ver puntos comunes o convergentes entre las diversas asignaturas y ser capaz de reforzarlos desde varias perspectivas (incluso metodológicas), a ser posible, si es que se cuenta con riñón económico, cada uno en si aula y con el menor número de alumnos posible. Llámenme loco, pero pienso que sería mucho más efectivo a la hora de fijar los aprendizajes y las competencias. Claro que eso no queda tan cool, ni tan moderno….y además, facilitaría todos los aspectos referidos al principio del escrito. Pero claro, es la opinión de un docente, no la de un cocinero, un deportista de élite, un banquero o un influencer…y el pobre, qué va a saber de educación el muy “pringao».

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *