INSPECTORES: LOS NUEVOS «AMIGUIS»

Tiziano Tizona

Desde la USIE (Unión Sindical de Inspectores de Educación) parece que han tenido la delicadeza de ponerse al lado de la sempiterna y clamorosa reclamación docente de aumentar las plantillas, y piden que se mantenga a los docentes contratados por causa de la pandemia. Es de agradecer y se hace. Hombre, no dejan de arrimar un poco el ascua a su sardina puesto que, por efecto de la bajada de ratios, la conflictividad se ha reducido y, con ella, los marrones a gestionar por inspección. Si a eso le sumamos que el rendimiento académico parece ser que también se ha incrementado.., pues miel sobre hojuelas. Echo de menos que, a su vez, el colectivo reclame también una mengua de la carga burocrática que, probablemente, debe tener el mismísimo efecto (menos marrones, más efectividad) para los docentes y sus nuevos “amiguis», los inspectores… o por lo menos, que sean un poquito más flexibles, leñe. No lo harán porque “tuyo es el poder, el honor y la gloria “ y si no, a ver con qué hacen notar su “power» en los centros; y es que sentirse poderoso, mola mazo. A todo esto, la administración/es, no estaría mal que escuchasen de una puñetera vez a los docentes, sindicatos y a sus nuevos “partners», los inspectores. Pero, qué sabrán los docentes y los inspectores sobre educación que no sepa un banquero o un títere puesto a dedo en la OCDE por ese mismo banquero…

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *