COHERENCIA, LECHE.

Tiziano Tizona
En el mundillo docente cada vez hay más cosas que son inexplicables para mí. Me refiero a la que se ha montado en las redes (puede que no sea una muestra significativa, es cierto) a raíz de que la prole de doña Alegría acuda a un centro privado de esos de élite. No veo mal ni la crítica ni la contracrítica, pero no deja de llamarme la atención que los mismos que criticaban que la hija de los reyes cursara sus estudios en este tipo de centro, defiendan la misma actuación por parte de nuestra Pilar. Y al revés, los que defendían la libertad de los monarcas a hacer lo que les rotara del bolo critiquen a la ministra por hacer lo que le sale del suyo. Puede que los sucesos no sean exactamente iguales y caben matices en ambos casos pero, en mi opinión, toda crítica ha de ir acompañada de coherencia…o no.

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *