EJEMPLO A SEGUIR

Tiziano Tizona
Imagínense a un maestro que cuenta en su aula con niños desde 6 a 14 años. Que es capaz de atender todos los días a tal diversidad curricular. Que se apaña con un solo libro de texto para todas las materias. Que promueve que los mayores ayuden a los pequeños y consiga que lean a muy corta edad. Que reúne en grupos y prepara y guía el ámbito de aprendizaje en el que unos y otros trabajan. Que consigue que sus alumnos escriban textos con coherencia, gramaticalmente intachables y sin una falta de ortografía (las pruebas externas a las que se enfrentan no las permiten), tanto es así que sus chicos con escasos recursos económicos reciben beca por sus rendimiento y tienen acceso a estudios superiores que permiten mejorar la situación de sus familias en un futuro. Que sabe, y se afana en transmitir, gramática, literatura, latín, griego, matemáticas, física, química… incluso hace sus pinitos en educación física. Que todo eso lo aprendió a base de esfuerzo porque sus padres regentaban un bar y él tenía que estudiar por las noches para no perder sus becas. Que da clase con la sonrisa puesta y que iba por los pasillos cantando porque “me pagan lo mismo si estoy contento que cabreado». Que lo mismo te compone un soneto que te pinta al óleo o te resuelve una reacción química. Que no satisfecho con lo que tiene encima, por las tardes imparte clase a adultos para que consigan una titulación mínima que les abra expectativas laborales.
Ese fue mi padre (qepd) en los años 60. Ahora que me vengan los “guruses, “ los “ticherpráis» y demás fugitivos de la tiza con que los profesaurios se comen a los niños y enseñan la maldita lista de los reyes godos (¿a alguien que conozcan realmente se la han exigido alguna vez?) a base de guantazos. No todo lo innovador es bueno, no todo lo antiguo es desechable. Aprendamos de nuestros mayores y, si tenemos “cojollos», superémosles.

Abro paraguas, que intuyo que me van a llover.

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *