LA QUE SE NOS VIENE ENCIMA (SE ADMITEN APUESTAS)

Tiziano Tizona
Ante el aluvión de la demanda por tierra, mar y aire del profesorado respecto a que se deben bajar las ratios, los políticos han hecho mutis. Cierto es que es difícil de contraargumentar la eficacia de la medida en cuestión, máxime dada la espesura mental de gran parte del rebaño polítiquil. Así pues, la liebre la ha levantado un ingeniero de comunicaciones que además es especialista en economía (últimamente se asocia demasiado el término economía con el de educación, y no debiera ser así) cuyo nombre me van a permitir que omita. El pollo utiliza la vieja técnica de primero de debate consistente en “si no puedes atacar el mensaje, atacar al mensajero”, y en una entrevista suelta que la demanda de bajada de ratio es cosa de los docentes que quieren un trabajo más cómodo y sencillo. No conforme con semejante gansada, añade que cuando se pide jornada continua en algún centro escolar, se disfraza de ventaja para el alumnado lo que no deja de ser un horario más ventajoso para el profesorado; perjudicando así la conciliación del resto de las familias y, agárrense a la silla, la “brecha salarial de la mujer”. Si yo fuera político, y quisiera mantener la paupérrima inversión en educación de los últimos lustros, a este pollo le hacía un monumento, puesto que ya ha proporcionado un lema con el que justificar el hacinamiento en las aulas, cosa que nuestros políticos no habían conseguido hasta la fecha. No tardaremos en ver en la prensa amiga ministerial o de cualquier consejería autonómica, en teles y en boca de cualquier gurú mediático subvencionado este argumento. Al tiempo.
Intentarán hacernos sentir culpables por pedir (no menos horas, más sueldo, más vacaciones…) poder atender a esa tan cacareada diversidad y equidad de nuestro alumnado de una manera eficiente. Y así frenar el latazo que le estamos dando en las redes con las ratios. No lo van a conseguir: #BAJENLARATIOCARAJO.

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *