¡LOS 400 EUROS A LOS COLEEEES!

Tiziano Tizona
Me alegra, y mucho, que el Gobierno, con su presidente a la cabeza, quiera fomentar la cultura en los jóvenes. Me chirría, eso sí, que pretenda hacerlo más fuera de las aulas que dentro. Fuera del análisis político de repartir 400 mortadelos a cada joven de 18 (los de 17, 16 o 15 ¿qué, es que no votan?, ¿no se tiene en cuenta la renta en esta medida, va a cobrar lo mismo el hijo del presidente de un banco que el de un señor en ERE?…) -que ya están otros para hacerlo- para que los gasten en videojuegos, cines, cómics…etc (me temo que pocos van a gastárselos en museos o en ir a escuchar obras de Verdi a la Ópera) está muy bien para paliar los efectos de la pandemia en esos sectores. Siendo el cine, la música y el mundo del cómic elementos culturales (lo de los videojuegos ya me crea más dudas, solo faltaba subvencionarles más tiempo delante de las pantallitas jugando, que los vamos a sacar más alelados de lo que ya están), podrían haber repartido un poco la dádiva. Me explico. Estando las instalaciones y el material de los centros escolares más famélicos que Rocinante y calculando a 30 alumnos por aula (en cursos superiores a veces más) en un centro chiquitín de 10 unidades, las cuentas me salen a 120.000 eurazos para “material cultural”. ¿Se imaginan ustedes las bibliotecas de aula (incluyendo cómics) que íbamos a montar?, ¿La cantidad de películas relacionadas con nuestro temario a visualizar y trabajar sobre ellas?, ¿las visitas a museos o monumentos guiadas y explicadas que se podrían organizar?, ¿la cantidad de material complementario que podríamos adquirir?, ¿la cantidad de instalaciones (también son importantes) que podríamos adecentar?…
Repito que alabo la iniciativa del fomento de la cultura pero creo que, una vez más, se ha ninguneado a los centros educativos como columna vertebral para la adquisición de la misma, relegándolos de nuevo a ser un sitio donde guardar a los niños durante tantas horas al día. Sé que muchos no vais a estar de acuerdo, pero también sé que me da lo mismo.

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *