EL TSUNAMI DE EPISTEME Y OCRE

Tiziano Tizona
Acaba el fin de semana y acaba el “II Congreso de Expertos Educativos» de Episteme y OCRE sin que haya asomado por el evento barcelonés ningún cocinero, repostero, entrenador de bolos ni avispado buscador de Pokemon. Docentes (y algún ministro peninsular) reclamando otro tipo de educación distinta a la que nos deriva la sagrada forma del postureo, de la vacuidad y de los teacher prize de las empresas financieras o de yogures. Los allí presentes ya están compartiendo en sus redes lo que se expuso para evitar malas interpretaciones (que ya se han dado) y se están editando los vídeos, al parecer, para que todo el mundo pueda comprobarlo. El hecho es que esto va creciendo y la prensa nacional está difundiendo el mensaje…y eso escuece a algunos, allá ellos. Personalmente no descarto una cacería al disidente por parte de las altas esferas y sus aplaudidores. La gente ha perdido el miedo a exponerse y ha hecho músculo a base de nadar contracorriente: ya se rebate, ya se argumenta, ya se justifica, ya se esclarece. Creo que en los claustros somos mayoría y que las voces están cogiendo volumen. Eventos como el de Valencia (que fue donde nació la criatura) y el de Barcelona nos dan el espaldarazo que nos faltaba y eso es de agradecer. Vamos a dar la murga y no nos vamos a callar. “Quevedemos” el final, aunque a algunos esto le parezca retrógrado:
No he de callar por más que con el dedo,
ya tocando la boca o ya la frente,
silencio avises o amenaces miedo.
¿No ha de haber un espíritu valiente?
¿Siempre se ha de sentir lo que se dice?
¿Nunca se ha de decir lo que se siente?
Hoy, sin miedo que, libre, escandalice,
puede hablar el ingenio, asegurado
de que mayor poder le atemorice.
¡Viva Quevedo!¡Viva el conocimiento! ¡Vivan las ciencias y las humanidades!¡Al carajo el postureo!

Print Friendly, PDF & Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *