A TODOS LOS DOCENTES CONFORMISTAS

Me dirijo a todos esos compañeros que ante el alarmante panorama cierto que nos ha tocado sufrir y el incierto que cada vez está más cerca (hay que ver cómo de rápido se pasa el verano sean las que sean las circunstancias) siempre han querido ver el vaso medio lleno o, en varias ocasiones, rebosante e incluso desparramándose por sus bordes.

Me dirijo a aquellos que ante las protestas de algunos, entre los que me incluyo, por el abandono de administraciones y entes educativos responsables en tiempos de confinamiento, en lugar de protestar por la poca claridad y las escasas y muchas veces contradictorias instrucciones, hicieron bandera de su «vocación y amor hacia sus alumnos» para excusar el estrés y las interminables horas de dedicación para sacar el tercer trimestre adelante.

Me dirijo a aquellos compañeros que cuando desde el ministerio se nos propuso dar clase al aire libre, les pareció la opción más lógica ya que, como bien se especificaba desde arriba, si en los países del norte se hacía, aquí también podríamos – eso sí, sin tener en cuenta que a lo mejor en lugares como Burgos o Molina de Aragón no les haría mucha gracia.

Me dirijo a aquellos compañeros que cuando se nos dijo que tuviéramos en cuenta la «brecha digital» para justificar la promoción general de curso, no dudaron en utilizarla para excusar a ese alumnado que no dio señales de vida en los últimos tres meses de curso, como si esos alumnos no hubiesen sido los mismos que tampoco habían respondido de ninguna manera a lo largo de los dos primeros trimestres en los que no hubo brecha digital pero si actitudinal.

Me dirijo a aquellos compañeros que, ante las expectativas de una vuelta al cole en condiciones de total inseguridad tanto para nuestros chavales como para nosotros, sacan pecho y lo justifican con que no somos mejores ni merecemos más que otros gremios a los que en su momento no se cuidó como se debía, como si echar mano del «salario emocional» cobrado por jugártela por una buena causa fuera a dejar al jodido virus a las puertas de los colegios, sin entrar en ellos.

Me dirijo a aquellos compañeros que comulgan con esa idea de que los niños no son de sus papás y de que ellos, como parte integrante e importante del sistema, están en el derecho de adoptar un rol paterno.

Me dirijo a todos esos y todas esas para aclararos que el resto de compañeros también somos docentes por vocación, también estamos motivados, también echamos más horas de las que marca la ley por la emoción de ayudar a nuestros alumnos, también nos preocupamos por ellos y los queremos, también les deseamos lo mejor, también nos dejamos la piel.

Ahora bien, para nosotros, aquellos docentes que no respiramos como vosotros, no todo vale. Ser docente no lleva implícita una cláusula de sacrificio abnegado y sumiso. De eso nada. Me dirijo a vosotros (sí, a vosotros, porque con vuestras palabras y vuestras formas os habéis identificado como auténticos conformistas) para deciros que somos más los que opinamos que sin indicaciones adecuadas, sin medidas de seguridad apropiadas, sin criterio, vamos a seguir protestando y negándonos a jugárnosla al más puro estilo «pito, pito» solo porque no haya nadie capacitado al volante.

Por cierto, me dirijo también a vosotros, y con esto acabo, para deciros que, por lo visto, el bicho no entiende de buenos o malos docentes así que, cuando llegue la inminente vuelta al cole, os recomiendo que guardéis distancia de seguridad (si podéis y os dejan), os lavéis mucho las manos y uséis mascarillas de las buenas (porque hay algunas que protegen a los demás pero no a uno mismo y eso, en las clases en las que los nenes no van a llevarlas, es un peligro aunque creáis que no).

Un saludo.

Print Friendly, PDF & Email

18 pensamientos sobre “A TODOS LOS DOCENTES CONFORMISTAS

      1. A mí no me ha aportado más que los consejos que llevamos meses escuchando, mantener la distancia, lavarnos mucho las manos, evitar tocarnos la cara y usar mascarillas. Aunque ese consejo debería ser para todos, no solo para los que califica de conformistas. Eso y un intento de situarse moralmente por encima de los demás.

  1. Menudo relato, gracias por tu intransigencia dice mucho de ti. Conformista viene de confort, zona en la que alguien se encuentra cómodo. Efectivamente los niños no son de sus padres y de la creencia contraria viene el desamparo en el que se encuentran en muchas ocasiones. Es irresponsable hacer alarma antes de plantear propuestas y posibilidades para la práctica docente tras el Covid.

      1. Las personas no pertenecen a nadie. Los padres tienen la responsabilidad de facilitar a sus hijos cuidados, alimentación y educación al menos hasta que cumplan 18 años o hasta que sean capaces de valerse por sí mismos pero eso no quiere decir que sean de su propiedad. Son personas, no mascotas.

    1. Creo que el compañero que ha escrito el relato, como tú lo llamas, debe haber hecho ya bastantes propuestas, pero al pobre se le ha tachado de intransigente cómo has hecho tú explícitamente, o a lo mejor de tremendista, cómo has hecho más implícitamente. Me juego los dedos de una mano porque la situación me resulta familiar. Así que no le queda otra más que desahogarse en este medio. Déjale en paz y no le sermonees.

    2. 1. ¿Intransigencia? Intransigente es no admitir la crítica de quien no piensa como uno.
      2. No soy experto en etimología pero creo que «conformista» no viene de «confort» (de hecho, creo que no tienen nada que ver en cuanto a su significado).
      3. ¿Que los niños no son de sus padres? Vamos a ver, que quede claro que, al menos en mi caso, mis hijos sí SON míos. Cuando eran bebés, los protegí, les di el biberón cada tres horas, los llevé al médico cuando estuvieron malitos, los arropé, les agarré sus manitas para que se durmieran, pasé noches en vela con ellos, me dormí con sus caras sobre mi pecho… porque SON míos. Después, cuando fueron mayores, los llevé al colegio, les ayudé con sus tareas, fomenté sus aficiones, reforcé sus personalidades, estuve (como sigo estando) siempre a su lado… porque SON míos. En la adolescencia los llevé a eventos, conocí a sus amigos, hice de confesor de problemas e intenté darles los mejores consejos que pude… porque SON míos. Ahora son ya adultos, y sigo estando ahí para ellos porque los quiero, porque los amo, porque son lo más importante de mi vida; porque, por ellos, la daría sin pensarlo dos veces, … porque SON míos.
      Ser padre supone TENER hijos, y eso implica una serie de deberes para con ellos. Papá estado o cualquier persona que así lo considere debe centrarse en el cumplimiento de esos deberes, y denunciarlo o ponerle solución cuando los mismos no se cumplan, por supuesto… Pero de ahí a decir que los niños no son de sus padres… Solo me sale contestar con un: felicidades, señora ministra, el mensaje va calando.

      1. Yo no soy conformista, la vuelta a los centros educativos, tal y como se plantea, no me parece prudente, ni para los profesores, ni para los alumnos ni para las familias. Sin embargo, las instituciones llevan tanto tiempo separándonos y enfrentándonos entre nosotros que no somos capaces de unirnos para actuar todos juntos. Tampoco creo que negarnos, ni en masa ni individualmente, sea una solución. Mi propuesta sería crear un grupo colaborativo amplio que proponga medidas sensatas pero económicamente viables y que exija su cumplimiento. Este grupo colaborativo, que debería ser lo más amplio posible y en el que serían bien acogidos profesorado, alumnado y familias, es posible hoy gracias a las herramientas que nos aportan las nuevas tecnologías. Si alguien tiene o encuentra alguna iniciativa de este tipo, yo estaría dispuesta a colaborar para sumar. Gracias por la reflexión y los comentarios y un saludo a todos.

  2. Estoy completamente de acuerdo contigo. No nos corresponde a nosotros proponer soluciones ni medidas de protección para trabajar en condiciones de seguridad en el nuevo curso con las clases preseciales. Hay organismos encargados de la «salud laboral» de los trabajadores para establecer esas medidas y autoridades sanitarias para refrendarlas. No puede ser que se limiten a aconsejarnos que usemos mascarillas ( encima higiénicas que al que protegen es sobre todo al otro)y nos lavemos las manos frecuentemente. No puede ser que dejen esa reponsabilidad en manos de los equipos directivos y de cada uno. Somos docentes, no expertos en sanidad.

  3. Estoy totalmente de acuerdo con lo expuesto. No nos corresponde a los docentes ni a los equipos directivos proponer medidas que aumenten nuestra protección ni soluciones a las contradicciones que se están dando entre lo que exigen las normativas generales de las autoridades sanitarias y las instrucciones que están llegando a los centros para el inicio de curso. Hay organismos oficiales encargados de la seguridad laboral de los trabajadores. Son ellos los que deben buscar soluciones respetando y cumpliendo siempre las leyes y normas generales.

  4. Totalmente de acuerdo. En muchas prefesiones se están tomando medidas pero de los docentes nadie ha dicho nada. En servicios sociales se va a teletrabajar tres dias a la semana y eso que tienen pantallas y se recibe, normalmente, a un único usuario. El sepe atiende por teléfono o cita previa y nosotros…. 25 alumnos que entre ellos puede que guarden la distancia de seguridad pero no entre profesor y alumno, es imposible. Yo también pido seguridad!!!

  5. El conformista es el que nunca aporta ni soluciona nada porque siempre encuentra alguna razón, frecuentemente algún dogma de fe, para conformarse con su situación, aunque ésta sea de lo más horrorosa.

    El conformista además suele impedir, en el ámbito laboral, con sus comentarios y acciones, que aquellos compañeros que no quieren conformarse con un plato que no es de buen gusto, que en ocasiones atenta contra su salud, sentido común y que incluso a veces es contrario al Convenio Colectivo, sientan una rabia tremenda por no poder solucionar nada. Cosa que ,seguramente, es lo que ha llevado al compañero a escribir el comentario que nos encontramos al principio y que ha provocado estas diferentes respuestas.

    Compañero, si te sirve de consuelo, no pienso que seas intransigente. Simplemente estás hasta las narices de ver que tus compañeros maestros, aquellos que deberían enseñar a pensar a sus alumnos, no se paran a pensar ni un sólo segundo.

    Qué lástima.

    Un saludo

  6. Totalmente de acuerdo. Nos han puesto a los pies de los caballos. La administración no se ha preocupado lo mas mínimo por nosotros, los docentes. Y ha dado una directriz un día y al día siguiente lo contrario…..y nosotros expuestos a quejas de padres, de alumnos y de ellos mismos. Que en ciertos sitios por decir que te parece mal, que la inspección educativa apruebe a varios alumno suspensos, en una reclamación, porque el alumno decia que no habias repasado los contenidos, te proponen para sanción. Es que ya ni libertad de expresión.
    Y las súper indicaciones para septiembre, lavaros mucho las manos….jeje
    Triste, no aprendemos que hay que anticiparse y así nos ha ido y así nos ira

  7. Totalmente de acuerdo y no soy docente sino un madre, que ha visto y ve como los puñeteros departamentos de enseñanza no bajan las p… ratios ni con una pandemia. Perdón por la palabra malsonante pero que medidas de seguridad es meter a casi el mismo número de alumn@s que antes de la pandemia. ¡¡Reduzcan grupos y contraten a más docentes, inviertan joder….!!

  8. Y a todo esto, ¿qué dicen los sindicatos de la enseñanza? ¿Están de acuerdo con las condiciones en las que vamos a trabajar este próximo curso? ¿Consideran que las medidas que se establecen en las normativas de inicio de curso son suficientes para garantizar la salud de los docentes? ¿No se puede hacer nada más?

  9. Buenas. No entraré a criticar lo que escribe el compañero/ a. Sus razones tendrá y falta de razón no le falta aunque haya cosas que no comparto. Escucho mucho que qué se puede hacer. Pues muy fácil somos muchas personas en grupos ( sindicales, asambleas, pkataformas…) reuniéndonos todo este mes de julio para buscar alternativas. Hay que ser activas en los procesos que nos incumben: si nadie trabaja por ti que nadie decida por ti.
    Solo cada una de nosotras podemos participar, hacer redes, cambiar las cosas y unificar luchas.
    Solo participando y actuando podremos lograr algo.

    Aquí os dejo información y un par de espacios. Hay otros

    SINDICATO DE ENSEÑANZA DE MADRID:
    > Página web: https://cgtmadrid-ensegnanza.org/

    > Canal de twitter: https://twitter.com/CGTMadrideduc?s=08

    > Página de Facebook: https://m.facebook.com/CGT-MADRID-ENSE%C3%91ANZA-276633026943/?ref=bookmarks

    ASAMBLEA MAREA VERDE MADRID http://mareaverdemadrid.blogspot.com/?m=1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *