¿PREDICADO? EL QUE TENGO AQUÍ COLGADO

Tiziano Tizona
Está circulando por Twitter una imagen fotografiada por un compañero de un libro de castellano de 3 de ESO (material provisional, sea dicho). En su portada en colores cálidos anaranjados reza: “¡Todos a una»…”¡Y todas!” (“Vargamel Señol») y rematan con “Me mola tu predicado». Así, como suena. Vaya por delante que cada uno vende su producto como mejor le parece y como su estrategia de ventas le da a entender. Pero también vaya por delante el derecho a criticar que se trate a mozos (as) de tercero de ESO, que ya van teniendo más edad que el infierno, como tontos del bote (o de la bota). Desconozco la editorial y ni siquiera he visto el contenido, pero la portada ya dice mucho de los derroteros que está tomando la enésima reforma de la cosa educativa. De tanto empeñarnos en sacar de la escolaridad obligatoria gansos vacíos de contenidos culturales (y con ellos, no lo olvidemos, de competencias que vayan más allá de las que consigue un domador de pulgas) al final lo vamos a conseguir y veremos a ver quién es el guapo que revierte la situación. Me pasa una compañera un artículo que refleja estudios por los cuales se llega a la conclusión de que la curva del desarrollo de las competencias intelectuales está descendiendo y es la primera vez que pasa. Dicho en román paladino: “Los nativos digitales son menos inteligentes que sus papis”, para que se me entienda.
Sigamos pues la senda de tan rotundo éxito, a alguien le aprovechará, desde luego a nuestros alumnos no. De paso les doy otra idea a las editoriales, y encima no les cobro. Para la portada definitiva deberían escribir detrás del “Me mola tu predicado” un rotundo “¿Predicado? El que tengo aquí colgado».
Lo ibais a petar, bros.

Print Friendly, PDF & Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *