EL ALUMNO QUE PUSO LAS COSAS EN SU SITIO

Ha tenido que ser un polluelo, benditos ellos, el que ponga las cosas en su sitio correcto. Me refiero a Gabriel Felipe Plaza Gutiérrez, que se ha entretenido en sacar los mejores resultados de las pruebas EVAU en la Comunidad de Madrid. Mientras medios de comunicación, políticos y demás jauría de creadores de opinión juegan al tiro al docente y le achacan todos los males de la sociedad por falta de vocación o preparación, ha tenido que llegar este chaval a poner las cosas claras. “Sin ellos (es decir, nosotros) nadie estaría donde está”. Quiere estudiar Filología Clásica, ¿entienden ahora por qué se quieren cargar las humanidades? Además, es un futuro compañero puesto que va a encauzar sus estudios al ejercicio de la docencia. Tanto su apego a las letras como su intención de ser docente parte del trabajo y la admiración a ciertos profesores que ha tenido la suerte de “sufrir» en el Instituto público “San Juan Bautista” de Ciudad Lineal (Madrid). «La preparación realmente fue por todo el trabajo duro a lo largo del año. Cuando acabó el curso me acordaba de casi todo y repasé poco a poco”. Pico y pala, muy alejado de las neopedagogías soporíferas y alienantes. Justo es agradecer estas palabras al chaval puesto que florecen en medio del estercolero mediático. Ahí las dejo otra vez para que se las graben a fuego “los de arriba»: «Los políticos legislan y los empresarios hacen sus cosas, pero a ambos, a todos, los ha formado alguien. Si no, no podrían llegar a donde están». Amén, chavalote, a tus pies.

Print Friendly, PDF & Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *